lunes, 4 de febrero de 2008

La Adopción




"Los padres son el lugar donde


un niño se transforma en hijo"



Hablar sobre la adopción es siempre una vivencia cargada de mucha emoción para mí, por estar envuelta con este tema hasta mi propia alma. Y es con el lenguaje del alma que voy a exponer la presente elaboración y plantear el debate, disculpen si en el discurrir de mis sentimientos, mi subconsciente se altera demasiado.
Cuando empecé con esta elección tenia 15 años y hasta entonces la palabra adopción era muy poco usada en el ámbito social por estar relacionada a una falencia o una incapacidad de reproducción femenina o masculina. Creo que la única que apoyaba en el momento esta decisión era mi madre. Sin embargo mi anhelo por adoptar nunca bajo los brazos. Al transcurrir el tiempo y con el fantástico mundo del Internet, pude asesorarme mejor ante la adopción y poner más en claro mis posibilidades y mis limitaciones. Mi busqueda aún no ha terminado, pero sé que en algún lugar del mundo mi hijo me esta esperando…
¿Que es la adopción?: podria resumirse como la transferencia legal de un menor desde una familia a otra. Este cambio de familia es, en el sentido legal, para la perpetuidad. Esto significa que es para toda la vida. Se entiende que debe ser permanente. La familia pertenece al menor, y el menor pertenece a la familia. Esto es como si el menor hubiese nacido dentro de la familia. Una familia adoptiva no es una familia alternativa. Esta es
LA FAMILIA
Ser padres adoptantes es brindar un espacio en el que pueda alojarse, albergarse aquel que será nuestro hijo. Espacio físico que ocupará en nuestro hogar, en nuestro tiempo, espacio simbólico en la historia familiar, donde la filiación reñirá con el origen, y un espacio REAL, ya que ese hijo será la causa de nuestros deseos.
Ese espacio que brindan los padres adoptantes no es el primero que ocupó ese sujeto. Hubo otro anterior, el del “origen”, espacio en el seno materno sanguíneo, espacio que ocupó en otro árbol genealógico. Desafortunadamente, hay menores que no pueden permanecer en su familia de nacimiento. Esto ocurre por distintas causas, pero todas ellas tienen la misma consecuencia: la familia no es capaz de cuidar del menor. Frecuentemente existen parejas o personas que dan "un paso" a la acogida temporal del menor. El menor sigue perteneciendo a su familia biológica y probablemente retorne a su cuidado. Algunos casos, aún los menores reteniendo su identidad y status legal con la familia biológica, permanecerán en acogimiento toda su infancia. Ocasionalmente será en instituciones, aunque la mayoría se colocarán en hogares temporales de acogida. (Esto es conocido como ACOGIMIENTO A LARGO PLAZO). Hay unos pocos menores, los cuales debido a cualquier razón, no podrán permanecer con su familia biológica. Las adopciones legales son, para estos niños, la mejor solución. El simple y máximo principio que rige todo es y debe ser:
LA ADOPCIÓN EN EL MEJOR INTERES DEL MENOR
¿QUIEN PUEDE SER ADOPTANTE? La pregunta correcta debe ser: "¿Quién puede ser padre?" (Difícil ehh) Los adoptantes no tienen porque tener especiales características. Mire a la gente de alrededor suyo. Cualquiera de ellos pude ser un adoptante, o pensar en una adopción. Vos podes pensar en la adopción. Hay poco que predetermine si podes o no ser adoptante. Para decir la verdad, algunas cosas no son normalmente aceptables. Antecedentes de abusos a menores, conocidas actividades criminales de insalubridad o naturaleza pornográfica. Una personalidad excesivamente involucrada en luchas étnicas, religiosas políticas o sociales.
Esto no quiere decir que necesariamente uno tenga que ser un santo. Menores los hay de todas las formas, tamaños, colores y combinaciones. Las familias son exactamente eso, una pequeña comunidad de todas las formas, tamaños, colores y combinaciones. Hay una cosa que todas las familias adoptivas tienen que compartir: el amor y los cuidado de un menor, y la habilidad de darle ese amor y cuidado por cualquier modo disponible. Una familia adoptiva tiene que estar absolutamente volcada su menor. En realidad una familia debe estar siempre volcada a cualquiera de sus miembros.
Pero, ¿qué pasa si los que quieren adoptar son una pareja gay? En este punto no se trata de hacer apología a la homosexualidad, ni es un lugar para hacer bandera, simplemente es para debatir acerca de la adopción de un niño o niña por parte de una persona que es gay, y que culturalmente se supone que adoptó otra sexualidad diferente a la mayoría.
El Vaticano salió al cruce de los avances que, en materia de derechos civiles, está alcanzando la comunidad gay en distintos países: a través de un documento doctrinario, en donde rechazó con firmeza el matrimonio entre homosexuales, animó a éstos a vivir en castidad y pidió a los estados que no coloquen esos matrimonios en el mismo plano jurídico que la familia. También reiteró el derecho de los niños a vivir en una familia basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer. Esto debemos aclarar se dictaminó cuando aún Juan Pablo II se encontraba en el poder. Claro que las cuestiones no han cambiado demasiado con Benedicto XVI, quien se ha promulgado a favor de lo dicho por su antecesor. ¿No se encuentra el Vaticano en un retroceso al Concilio de Trento en su discurso oficial?
En Salta, Republica Argentina, la adopción es un tema que ni siquiera se considera, si podes tener un hijo biológico ¿para qué un niño del que no se sabe nada? Las políticas conservadoras, la Iglesia que tiene su pie en nuestros cuellos y el machismo que predomina nuestra cultura, nos impiden ver, sentir, elegir.
Aparte de esto nos encontramos con los largos protocolos, las grandes burocracias que hacen que los padres que quieren adoptar deban esperar años para que se les asigne un niño. Es esto no es justo si tenemos en cuenta que sólo en Salta, las cifras de abandono de recién nacidos y niños en situación de riesgo social, son alarmantes.
No apelo a que todos vayamos o tengamos que adoptar, pero que no se le tenga miedo a la palabra ADOPCIÓN, que se quiten las etiquetas entúpidas y los mitos infundados de quienes sólo son presa de sus propios temores como padres. Digo basta al machismo, basta a tus miedos, basta a la Iglesia y sus idioteces. Adoptar es posible, la adopción gay no tiene efectos psicológicos nocivos sobre los niños. Los niños necesitan el amor y los cuidados que vos, o cualquier persona dispuesta pueda propiciarles. El niño que está en la calle pidiéndote unas monedas, niños abusados psíquica y físicamente, que tienen padres muy heterosexuales y políticos muy ciegos son quienes van a sufrir los traumas. Pero sobre todo, el más grande y mayor de los males es la ignorancia,
¡que no te atrape!

Si pensas en adoptar o sólo tenes curiosidad, te recomiendo:
www.adoptemos.com.ar, en donde encontraras la legislación nacional en la Argentina sobre materia de adopción e historia de vida acerca de padres e hijos adoptantes y adoptados.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con tu visión de la adopción, es uno de los temas más delicados y que debería tratarse sobre todo con generosidad (no sólo por parte de los padres biológicos o adoptivos, sino por los que están en el poder o tienen el poder de otorgar derechos). Sólo espero que le encuentres la vuelta a este asunto que es tan importante para vos. Te deseo la mejor suerte.

Misterio dijo...

La adopción es como un cuadro pintado con multiplicidad de matices. Resulta complicado para el ojo comun e inexperto como el mio diferenciar la figura del cuadro. Se que es posible para la mayoria de las personas optar por la adopcion; al menos desde un punto de vista amplio, dejando de lado la burocracia. Por cuestiones de cultura y quien sabe que cosas mas hoy por hoy no es una practica frecuente.
Todavia recuerdo el despertar de mi sexualidad. uno de los temores consistia precisamente en la concepcion. En base a esto reflexionaba y llegue en esa temprana edad a la conclusion de que antes de traer mas criaturas a sufrir es mejor adoptar. Hay muchisimos niños que estan tal vez consientes o tal vez inconcientes, de deseos por ser adoptados.
Yo no se que ha de ser sobre esta cuestion. Ni tampoco que sera de mi, si engendrare o adoptare. Me doy cuenta sin embargo que decisiones de esta indole cambian al mundo para bien o para mal. No es una desicion menor.
Noto con esto que es tiempo de actuar mas no se que hacer.
Probablemente los avatares de la vida me lleven a olvidar esta cuestion, y para mañana ya ni la recuerde.
Quizas los dias pasen y la cuestion se mantenga presente.
Voy a tener en cuenta tus palabras.

Niño solitario dijo...

Hoombre de 50 años desea ser adptado, ya casi acostumbrado a jugar solo, no requiere mucha atencion, cariñoso esporadico, enemigo de ir misa, o hacer votos de castidad, libre por conviccion, mas revolucionario por opinion. No usa mas espacio que donde quepan sus juegos preferidos. la PC y su guitarra.
No requiere alimentacion especial, aunque le agrada el mate en la tarde con bollo. Su unico antojo son las humitas, y el choripan de vez en cuando.
Posee un crecimiento lento, sobre todo cerebrarlmente, aun que todo apunta, que la simples cosas, son las que mas le entusiasman,
Adicto a drogas de amor y musica, complementaria muy bien, con padres romanticos, sin distincion de sexo. Para mayores datos, en lo que se refiere a una ADOPCION PLENA,favor de dirigirse al mail:
abel@prehispanico.es
Psdta. NO encomendarle ninguna responsabildad en relacion a terceros.

AleLo dijo...

Gracias por el apoyo, para quien necesite o requiera mas informacion escriba a mi mail que con gusto respondere y asesorare sobre dudas y comentarios

DiegoS dijo...

Hola Alelo: Me encantó el artículo. El tema es muy amplio, espero más entregas.