domingo, 22 de junio de 2008

¡¡¡PSICÓLOGAS DEL MUNDO UNIOS!!!!

Hola Gente, esto lo escribió una psicóloga residente de Cordoba, me parece importante su difusión porque no es algo que suceda en otras provincias. Los que trabajamos en el sistema de salud lo vemos diariamente: si tenés un conocido, conseguís un contrato aunque todavía estés festejando porque te recibiste hace dos días. No interesa si estudiás, si te formás. Hasta parece ser requisito el no tener ningun tipo de práctica previa para trabajr en un servicio de pacientes crónicos, de adictos o en donde ud prefiera. Son contadas las excepciones. Y estas excepciones, en donde se realizaron entrevistas para seleccionar alos profesionales, creo que demuestran la diferencia de quienes se comprometen con su trabajo que, en la salud mental, está lejos de circunscribirse a atender pacientes en consultorio u organizar algun que otro taller.
Queridos colegas:
Les escribo porque me resulta mas fácil expresarme por este medio que personalmente. Me comunico con uds por el respeto y cariño que merecen como profesionales, personas y compañeros. Lo que me está pasando es que me encuentro realmente muy cansada: no del trabajo, ni de los pacientes, ni de los compañeros, ni de formarme o de estudiar. Más allá de mis características personales que cada uno juzgará con su criterio puedo afirmar que siempre he sido una persona seria y comprometida con mis elecciones (aunque a veces no supe medir bien las consecuencias) de la misma manera que soy capaz de replantearme cada paso, cada movimiento...La vida de 'residente' no fue lo que esperaba. Con un esfuerzo y sacrificio que solo puedo valorar de manera subjetiva cursé los estudios universitarios y egresé de la carrera de Psicología con gran felicidad en el año 2001 comenzando a ejercer como lo hacen la mayoría de los colegas: inmediatamente, autogestionandosé lugares de inserción, peleandolá todos los días, no dejando de estudiar ni prepararme ni por un momento, viviendo con lo justo.
En el 2004 hubo 2 llamados a residencias para psicólogos en la provincia, uno era para la residencia de salud familiar con cupo para 26 psicólogos, otro para la RISaM con cupo solo para 7. Elegí la RISaM a pesar de los pocos cupos con la ilusión de trabajar en el Neuro que en mi ingenuidad era como 'la meca' y lo logré. A 4 años de aquel 31 de mayo de 2004 cuando firme mi convenio he decidido decir Basta. El desgaste generado por tomarme todo con gran responsabilidad, por el compromiso con los ideales de la salud pública y un sistema universalista y democrático de asistencia donde se respete el sufrimiento y el saber, con el compromiso de proponerme como una profesional capaz de brindar intelectual, humana y profesionalmente lo mejor a aquellos que de ningún modo podrían acceder a los ideales de eficacia y eficiencia que publicita el mercado con sus ficciones televisivas. (creo que todo eso fue gratificante porque pude comprobar cierto éxito en la clínica)En el recorrido fui guiada por excelentes personas y profesionales entre los que los incluyo y fui acompañada por mi familia, especialmente mis hijos que supieron resignar horas de guardias, de capacitación y de trabajo y me vieron llegar a casa a veces no con la mejor cara y con bastante cansancio. Creo ahora que estoy 'gastada', demasiada pelea por un respeto que no llegará. Situaciones de todo tipo: maltrato, persecución, malos entendidos, acusaciones falsas y humillantes, delitos contra mis pertenecias y mi persona. Ser obligada por la 'obediencia debida' a las autoridades a ocultar verdades y presenciar situaciones aberrantes contra pacientes indefensos. Aún así, todos los días fuí con mis creencias, mi ética y mi saber a trabajar. No me arrepiento pero hoy prefiero renunciar.
La directora del Neuro, aquella 'meca', me dijo personalmente que esto nunca fue un trabajo, que era un 'beneficio' que se nos había brindado a los profesionales, 'una suerte' y que debíamos estar agradecidos. Dijo también que de ninguna manera podíamos creer que la residencia nos daba derecho a un puesto de trabajo pero que igual llevemos los curriculums, que ella tenía una pila de estos pero los nuestros serían revisados primero si algo sale... negó que hubiera en los últimos años contratos políticos o de gente no formada y hasta se atrevió a decir que los últimos psicólogos ingresados al hospital habían concursado esos puestos. El colmo fue decir que no pierda las esperanzas que algún psicologo podía 'morirse, enfermarse o renunciar' y que en ese caso habría una vacante que de ninguna manera sería para mi, (claro que en esos términos quien desea un trabajo), 'de todos modos', dijo la doctora García Moreno, 'habrá lugares donde los psicólogos hagan más falta...como en seguridad social o algo así'... todas estas barbaridades tuve que escucharlas de pie a un costado de su escritorio ya que nisiquiera por educación me hizo sentar y por el simple hecho de que fui desprevenida a preguntarle si pensaba que antes de que la residencia terminara, ella y los jefes de servicios en nombre de la Institución nos harían algún tipo de devolución sobre el tiempo transitado allí y sobre que podríamos esperar de nuestro futuro laboral para el que fuimos formados. 'Ninguna reunión es necesaria', dijo la dra. 'esto es así, termina y ya...transmitiles lo que te dije a tus compañeros'.
Pues bien, si estoy agradecida: Gracias a los pacientes que ponen su cuerpo y su sufrimiento y de quienes cada día aprendo sobre la vulnerabilidad de la 'locura' y por quienes espero haber hecho algo que también les sirva. Gracias a mis compañeros residentes que también 'picaron la piedra' la piedra de la locura, del malestar, de la ingratitud y siguieron adelante hasta que se pudo: Jorge Leal, Belen Costamagna, Andrés Maldonado, Ingrid michel, Hernan Rugeri, Karina Herrera. A los que no nombro pero están en Instituciones tan o mas dificiles que 'la meca' y a los que deben seguir poniendo el lomo después de nuestra partida. También a los que estuvieron antes e intentaron hacer más llano nuestro camino. A los profesionales que apostaron y pusieron muchas fichas que hoy se lleva la banca. Incluso gracias a 'la dra' por darme una lección sobre el descaro que nunca me habían dado. Por si están preocupados le digo que no creo que esta carta sea un 'suicidio' profesional, hace rato que el cinismo y la pasión por la ingorancia comenzaron a herirme.
Lic. Carina Inés Zapata
Andrés Chazarreta 1733
Bº Los Naranjos
Cba Capital
C/P 5010
TE 156586043- 4655880

11 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Veo que en todas partes ocurre lo mismo.

Aquí igual, el mérito más importante para trabajar en cualquier sector de la administración es tener un contacto.

Si te gusta algún poema puedes usarlo, me gustaría que citaras la fuente, sólo eso.

Besos.

Gema L. dijo...

Holaaaa!!gracias por opinar =)
muy femenino tu blog!
1 beso, ya la lo leere con tiempo!

La Gata Coqueta dijo...

Hola hemosa; aqui vengo yo si vos da su permiso, en sucesivas veces..
para ronronear por su tejado..

Veo que estas pasando por un mal momento.
Teniendo en cuenta tu profesionalidad que has dejado constancia de ella, eso jamas se pierde, y luego tiempo al tiempo..

Por desgracia en casi todos los estamentos, los que estan por encima gobiernal a su libre albedrio.

Ahora centrate en la familia que es lo más fuerte, los hijos van queciendo sin poder disfrutar de ellos y ya no se vuelve a repetir.

Te dejo para no se pesadita..
Recibe un fuerte abrazo de compañera de andanzas de garras..

MAGDALENA dijo...

Como psicólogas se impone necesariamente una pregunta: ¿Qué tanto contribuí a esa situación? Quiero decir que en todo suceso hay siempre una puerta por donde se entra, pero que también sirve para salir y dejar de lado el sufrimiento. Sabemos bien que a veces depositamos en el trabajo ilusiones que deberían estar en otros lugares; esperamos reconocimientos como miradas significantes que nos otorguen un lugar de identidad frente a los demás.
El sufrimiento y el goce en el malestar vienen muy bien para la literatura, pero para la vida...no.
A veces perder es lo mejor que te puede pasar, sólo se trata de ver las señales.

Un besote.

Border dijo...

Hace unos años atras por intermedio de un familiar me entero que habia unas 40 vacantes para la parte administrativa del hospital Ramos Mejia.
No habian puesto aviso en el diario como deberia haber sido, sino que los sindicalistas del mismo querian ocupar los lugares disponibles.
Me apersono en el lugar, el dia que aceptaban los c.v., al principio me los rechazaron pero a los 20 minutos que vuelvo al lugar con mi familiar, que dicho sea de paso era la jefa del servicio de odontologia, me los tomaron sin queja alguna.
Me preseleccionan para una entrevista, ya que supuestamente me habian preseleccionado.
Como corresponde en estos casos concurri de saco y corbata, demas esta decir que fui uno de los pocos que se presento con dicha vestimenta, mas de uno estaba con jeans y zapatillas.
La entrevista me la realizan 5 personas, la cual me entere despues que cada una pertenecia a un gremio sindical diferente.
Y este aqui el asombro de dichas personas cuando salude una por una.
Me hacen una serie de preguntas de rigor.
Al terminar la entrevista, que demas esta decir duro 10 minutos nada mas, saludo nuevamente una por una deseando que terminen bien el dia.
Me comentaron que mas alla de que si quedara o no se asombraban de mi educacion.
A los 15 dias supuestamente estaban los resultados pero y siempre existe un pero en estos casos habia quedado en el puesto 44, por lo cual el trabajo no era mio.
A los 3 dias leo una nota en el diario Clarin que los 40 preseleccionados no los iban a tomar por que la mayoria de los elegidos eran familiares directos de los sindicalistas, entre los cuales habian tomado a una nena de 12 (doce) años.
Por ende no me asombra nada el leer este post, ya que los hospitales en su mayoria dejaron de ser centros de salud para convertirse en lugares donde un grupo de inescrupulosos hacen lo que se les antoja.

Besote grande linda, buena semana.

Patricia dijo...

Holalelo.. holaaaaaa la linda de Salta... hola inquieta agitadora... holaaaaaaaaaaaaaaaaa

FYI sigo repirada,
me vendría bien un turno espontáneo con algúno de esos acariciadores de mentes ineptas.
Fin: descongestionar bolonqui cerebral y facultades irresolutas.
Hace frío, me voy.
NOTA: Por favor alelita, no citar la fuente.
Un indeleble besito debajo de ese lunar insospechado.

Ego dijo...

Creo que nunca tuve nada tan claro como que tenía que mentir en mi currículum.
Un (b)eso!

soy histerica y que ? dijo...

concuerdo con el amigo de arriba

contactos, acomodo, de dónde venis y quién sos, a veces no importa lo que estudiaste o si sos más efectivo que otro...

es lo que nos tocá...

realmente me poné mal por esta chica y sus compañeros, no quisiera haber estado en su lugar, peor como ella dice,.. todo es una lección en la vida

yermandeluxe dijo...

TE EXTRAÑO SOLO ESO VOS ENTENDERAS................



YERMANDELUXE

GRACIAS POR PASAR TU COMENTARIO ENGALANAN MI BLOG

Briks dijo...

estoy sin compu desde hace tres semanas, ergo, no lei el post, sólo queria saludarte para que supieras que no te abandoné

(en cambio vos...)

mujer imagen dijo...

ME GUSTA ESTE LUGAR... ES UNA VENTANA ENERGÉTICA QUE ME LLENÓ LOS OJOS.