miércoles, 23 de abril de 2008

Misoginia y Misandria

«El odio más largo de la historia,
más milenario aún y más planetario
que el del judío es el odio a las mujeres.»
André Glucksmann


El término Misoginia (y en esto le pido perdón a Natalia si me equivoco), está formado por la raíz griega "miseo", que significa odiar, y "gyne" cuya traducción sería mujer, y se refiere al odio, rechazo, aversión y desprecio de los hombres hacia las mujeres y, en general, hacia todo lo relacionado con lo femenino. Ese odio (sentimiento) ha tenido frecuentemente una continuidad en opiniones o creencias negativas sobre la mujer y lo femenino y en conductas negativas hacia ellas. A lo largo de la historia, y también de la historia de las ciencias en general y de la psicología en particular, podemos encontrar ejemplos al respecto, y de los cuales tomaré la base teórica par mi exposicion. (Bosch, Ferrer y Gili, 1999).
Las diversas civilizaciones han sido más misóginas que otras; pero la raíz de la misoginia moderna es doble; por un lado, griega, a través de mitos como el de Pandora y de mosntruos femeninos altamente simbólicos como las Sirenas, las Arpías, Escila y Caribdis o la Esfinge, o de filósofos como Aristóteles, quien escribió que las mujeres eran biológicamente inferiores al varón, y, por otro lado, la Biblia, que consideró a las mujeres inferiores al varón a causa del pecado original de Eva y por castigo divino
Por demás, los exegetas de la Biblia, sin excepción masculinos, interpretaban las figuras femeninas positivas de la Biblia no como mujeres, sino como símbolos de la Iglesia o del alma humana, como por ejemplo la Esposa del Cantar de los Cantares, o las ejemplares Judith y Esther.
La Edad Media en Europa asimiló ambas doctrinas y en ella se llegó a discutir incluso si las mujeres tenían alma; la Santísima Trinidad del Cristianismo concebía Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero no madre; Dios es hombre y creó al hombre a su imagen y semejanza, no a la mujer, que fue una creación inferior desde el hombre, de una costilla suya; Eva hizo pecar a Adán; los Evangelios hablan más de los apóstoles masculinos que de los femeninos, que también los hubo; San Pablo dice que "las mujeres en la iglesia, callen".
La tradición cristiana asumió por lo general la misoginia contenida en el Antiguo Testamento, pero también la tradición contraria que Jesucristo intentó predicar en el Nuevo Testamento, que destacó el papel de su madre, María, "Madre de Dios" y el de otras mujeres, y cuando la cultura se secularizó -por ejemplo en el Prerrenacimiento y en el Renacimiento- la misoginia decayó un tanto a causa del Cristocentrismo y la imitación de la actitud respetuosa de Cristo con las mujeres. Por otra parte, otras religiones, que no han conocido algo semejante al Renacimiento pagano y racionalista, se muestran en general mucho más misóginas, como el Islam, en cuyo Corán se lee "cuelga el zurriago donde la mujer pueda verlo" y "el dominio masculino es indispensable para que los hombres puedan apropiarse del producto de la fecundidad femenina"; según la sharia o ley musulmana el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre.
Cabe pues resumir que cuando hablamos de Misoginia nos estamos refiriendo a una actitud que, además, tiene claros puntos de contacto con lo que se ha denominado sexismo tradicional u hostil. Tanto si entendemos ésta desde un punto de vista tridimensional como unidimensional.
Desde un punto de vista tridimensional (Rosenberg y Hovland, 1960) la actitud se entiende como una predisposición a responder a alguna clase de estímulo con cierta clase de respuesta, sea afectiva, cognitiva, o conductual. Es decir, según este planteamiento, la actitud tendría tres componentes:*El componente afectivo serían los sentimientos o emociones que provoca el objeto de actitud y que pueden ser positivos o negativos, de agrado o desagrado. El prejuicio, en tanto que afecto o evaluación negativa hacia los miembros de grupos socialmente definidos, formaría parte de este componente afectivo.
*El componente cognitivo de la actitud incluiría el modo como se percibe al objeto de actitud y los pensamientos, ideas y creencias sobre él, que pueden ser favorables o desfavorables. El estereotipo, como conjunto de creencias sobre los atributos o características asignados al grupo, formaría parte de este componente cognitivo.*El componente conductual sería la tendencia o predisposición a actuar de determinada manera en relación al objeto de actitud. La discriminación, en tanto que conducta de falta de igualdad, sea de apoyo u hostil, en el trato otorgado a las personas en virtud de su pertenencia al grupo o categoría en cuestión, conformaría el componente conductual de la actitud.Desde un punto de vista unidimensional (Fishbein y Ajzen, 1975) la actitud se entiende exclusivamente como un sentimiento general, permanentemente positivo o negativo, hacia una persona, objeto, problema, etc. (emociones hacia el objeto de actitud) y se proponen los conceptos de creencias (opiniones que la persona tiene sobre el objeto de actitud) e intención conductual (disposición a comportarse de una determinada forma en relación al objeto de actitud). Así, desde esta concepción, el prejuicio sería la actitud negativa hacia una persona o grupo, y el estereotipo la creencia.Esta breve introducción sobre qué es y cómo se entiende la actitud nos permite acercarnos al concepto de sexismo. Por sexismo podemos entender una actitud hacia una persona o personas en virtud de su sexo biológico. Desde un punto de vista tridimensional de las actitudes entenderíamos por sexismo la respuesta evaluativa (cognitiva, afectiva y conductual) ante una persona en razón de su pertenencia a uno u otro sexo biológico; y desde un modelo unidimensional entenderíamos que la actitud (sentimiento) sexista estaría relacionada con determinadas creencias sexistas y con una intención de comportamiento discriminatoria.
Acá tendríamos dos tipos de sexismo: el hostil y el benébolo, en el primero no habría necesidad de explayarnos, pero en el segundo se denotan actitudes que muchas veces son tomadas como "buenas" pero en realidad lo único que hacen es seguir discriminando a las mujeres, tales como: el paternalismo protector, esto es, considerar que el hombre cuida y protege a la mujer como un padre; la diferenciación de género complementaria, esto es, considerar que las mujeres tienen por naturaleza muchas características positivas que complementan las características que tienen los hombres; y la intimidad heterosexual, esto es, considerar la dependencia diádica de los hombres respecto de las mujeres (los miembros del grupo dominante dependen de los miembros del grupo subordinado ya que los hombres dependen de las mujeres para criar a sus hijos/as y satisfacer sus necesidades sexuales).
Pero no siempre es el hombre el que odia, también las mujeres toman su contrapartida en esta "lucha de sexos" con la llamada "Misandria" que proviene del inglés "Misandry" o del francés "Misandrie". En español sería "Androfobia" que traduce una aversión obsesiva hacia los hombres.
A la Misandria se le define como un problema cultural vinculado a las justas luchas de la mujer para alcanzar la igualdad de géneros, negada por milenios, dado el machismo reinante. La mujer misándrica lleva el feminismo a extremos de negar y excluir al hombre. Una feminista no odia a los varones, busca sí obtener sus derechos como todo ciudadano. La misándrica es una persona que odia y discrimina a otra por su sexo. De hecho redescubre un racismo de género, si bien no de raza o color de piel.
De una u otra forma el desprecio hacia el otro sin importar su sexo, edad, religión, color de piel o nacionalidad, es siempre el mismo. Basados en causas más o menos personales, desata una lucha inútil y desafortunada, en donde al final todos pierden. Llámese Misoginia o Misandria esto es sólo un síntoma de un desprecio más general hacia todo lo humano, a la humanidad en total.

21 comentarios:

Briks dijo...

Adan caminaba taciturno y melancolico por el paraiso. Dios se le presenta y le pregunta del por qué de su estado.
- estoy aburrido Dios. necesito una compañia, mi complemento
- y como te gustaría, preguntó Dios
- pues, la querría hermosa, simpatica. inteligente, aventurera, sexy, emotiva, fuerte de espiritu pero delicada y amorosa. emprendedora y divertida, confiable, querible...tu sabes
- claro que si - dijo Dios, - pero eso te costará el brazo derecho, un riñon y una pierna..
- nooooooooo es muchisimo !!!...
por una costillita que me das?

Briks dijo...

vos que pasaste un par de veces por mi blog sabras que esto es un juego.
no creo en "la guerra" de los sexos.
si pienso que hay diferencias y amo esas diferencias. son las que nos hacen desearnos mutuamente.

los pelotudos no tienen sexo. hay nabos mujeres y nabos varones

la genialidad tampoco lo tiene, vos sos un ejemplo


EESSSAAAAAAAAAAA





vasos y besos

AleLo dijo...

Briks!!!
AHHHH ME MATASTE! jajaajajaja gracias, gracias... Hay cualidades buenas y malas que no son privativas del género, como bien lo marcaste y definitivamente la diferencia tienen que ayudar a conformar una mejor relación, más rica e interesante.
Beossosossss

Dinora dijo...

Perdí la concentración de la lectura cuando vi al fabiruchis unido a la campaña "El que golpea a una nos golpea a todas" jajaja

Saludos ni Misoginos ni Misándricos

AleLo dijo...

Dinora amiga... jajajaj bueno era para romper con la seriedad del tema... y pobre tipo! la madreada que le dieron fue fatal!!!
Besososoosss

Thedarksunrise dijo...

Me ha llamado la atención mucho lo de las referencias a la Religión cristiana. Nunca me había parado a pensarlo así. Mi conclusión sobre esto es que el feminismo nunca mató a nadie y el machismo mata todos los días. Interesantísisisima la entrada :) Besisss

mia dijo...

alelo

la gran lucha eterna

por la igualdad...

y el constante"no soportar

la diferencia del otro"!

Lo que ha originado

origina y originará!

Si se pudiera acabar

con los racismos

de donde vengan!

seguir en el combate,

siempre adelante!

♥♥♥besos♥♥♥

Border dijo...

Bello informe por cierto, siempre desasnandonos o aportandos datos nuevos.
Aunque la primera mujer si uno hilvana fino es Lilith, pero como se habia vuelto media casquibana la desterra y "crea" a Eva.
De hecho se toma a Lilith como la primera mujer vampiro por esta razon.
Y yo fui alguien que sufrio de "Androfobia", una energumena queque pondero mi rol de varon por la de profesional.
Besotes grandes.
Buen dia para ti.
Namaste.

Elcarnicero dijo...

tan solo una palabra tanto paro el masculino como el femenino ... SI MI AMOR. ni uno ni otro ambos sino el barco en el que reman no tiene direccion .
machistas son unos pelotudos
feministas tambien son mas pelotudos.
ud me comprenderia .... no mi amor.. ya tomaremos una tazita de conversacion jejejejj :)

white dijo...

Me encanta leerte , por la buena información que das, es como un brevario cultural. Y ha decir verdad el que odia a una mujer no sabe de donde vino o que?.

Pero bueno son conflictos internos que cada persona va desarrollando.

Ego dijo...

La misoginia, como es evidente, es el cáncer no detectado que está SIEMPRE detrás de crímenes horribles, como el de esa chica de 19 años cuyo cadáver ha aparecido en una balsa en Pilar de la Horadada.
La androfobia, en cambio, es una palabra inventada por los griegos, pero que ellos jamás practicaron.
Saludos nocturnos...

Conjuro dijo...

(Sobre el epígrafe)
A mediados de semana, por el Día de la Tolerencia, entrevistamos en la radio a un armenio, ya que el reconocimiento fue instituido debido al genocidio que llevaron adelante los turcos contra ese pueblo.
El primer mensaje que nos llegó fue de un judío quejándose porque no los habíamos entrevistado en el aniversario de SU genocidio.
En realidad la nota no era sobre el genocidio sino sobre la tolerancia.
El tipo parecía que buscaba adjudicarse la tragedia más grande, como si se pudiera hacer un ranking del dolor o un genocidio fuera más recordable o injusto que otro.

AleLo dijo...

Sunrise: la religión llámese como se llame ha sido la precursora de este desprecio hacia las mujeres y hacia cosas que parecen insólitas (como no tomar café).
Lo que mata es el odio desmedio e irracional! hay que cambiar en algun punto!
Besososososssss

AleLo dijo...

Mia querida: debemos empezar a respetar las diferencias y ha entender que en ellas se encuentra el enriquecimiento de nuestras culturas!
Gracias y Besosososossss

Border: gracias y espero que ya se haya curado de su androginidad!! Lastima que a Lilith nadie más la haya tomado en cuenta...ni siquiera yo!! me voy a informar!
Besososososssss

AleLo dijo...

Carnicero: el odio es siempre un camino fallido!! Gracias y Besosososs

White: más allá de si venimos de una mujer o de una vaca, lo importante es saber que nos crearon seres humanos y pertenecemos a esa raza, porque entonces esta obsesión por destruirla???
Gracias cariños y besososososs

Anónimo dijo...

muy interesante...por dios detesto la biblia! y los griegos me aburren.
che, por qué mierda dios es mujer? nos querés enterrar o qué?
muchos saludos, gracias por toda la información.

AleLo dijo...

Ego : el odio en cualquiera de sus manifestaciones tiene siempre un final trágico, la muerte, la humillación, la exclusión que puede ser otra forma de muerte. Debrmos aprender de civilizaciones antiguas como tambíen pueden ser los mayas o los aztecas donde la tolerancia sexual y de géneros era un ejemplo.
Besososossss

AleLo dijo...

Mi Conjuris: triste y frustrante es saber que aún parece que una raza puede ser más importante que la otra. Todos los dolores son válidos. El fanatismo religioso nos ciega y nos hace estúpidos!
Besosososossss

jorgelina dijo...

Mi abuelo nació en un pueblo pequeño y cuando llegó a vivir una "mujer de la ciudad", le preguntó al cura si estaba bien que buscase entablar una amistad con ella.

El cura le dijo que mejor no, porque las mujeres tienen "algo" de diabolico en su persona,y no son bien vistas a los ojos de Dios.
Por supuesto mi abuelo no le hizo caso, se conocieron, se casaron y tuvieron 8 hijos, uno de los cuales es mi papá.

Estamos hablando de la primera década del siglo XX, parece que a algunos no les llegó la noticia que la mujer fué declarada humana en el concilio del 1200 y pico.

Cosas de la religión, por las dudas yo soy pagana.

Saludos.

AleLo dijo...

Mi Jorgelina: la iglesia católica ha basado su doctrina en la Misoginia y en darle a la mujer el puesto que según ellos "se merece". A través de los años se ha intentado florear estos dichos, sin conseguirlo. Lo importante es que si se pertenece a un credo, religión o secta, podamos ser críticos y libres en la eleccion que hacemos. Que el hecho de profesar algún credo sea nuestro y no impuesto o heredado!
Besosososossos
p/d donde estarías si tu abue le hubiera hecho caso al cura!!!!!

Jorge Queirolo Bravo dijo...

La iglesia católica odia a las mujeres, es clara e indiscutiblemente misógina. Y esta institución maligna y delictiva no tiene ni la más leve intención de cambiar ni un ápice sus políticas ridículas. Para el clero la mujer no es más que un desecho, que, en el mejor de los casos, tiene como finalidad ser la sirvienta de los hombres.

La iglesia católica demuestra que está de acuerdo con estos principios arbitrarios e injustos, al no concederle a la mujer ni la más mínima importancia. Para muestra un botón: las mujeres no pueden acceder al sacerdocio. A lo mucho pueden optar a ser monjas, asumiendo funciones serviles y de relevancia prácticamente nula. En el escalafón eclesiástico la mujer ocupa el último peldaño, el menos visible y apreciado. ¿Quién podría discutir esto? Jamás he recibido de un católico una explicación satisfactoria o coherente frente a esta discriminación absurda. Es que no existe una justificación real. Sé, por lo tanto, que nadie me va a rebatir con argumentos válidos esto que estoy diciendo. Clero católico: las verdades duelen. Ustedes enloquecerán de tanto dolor.