miércoles, 26 de marzo de 2008

¿POR QUÉ LAS MUJERES VAN JUNTAS AL BAÑO?

El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de niña tu mamá te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro del inodoro. Finalmente te instruía: "Nunca, nunca te sientes en un baño publico". Y luego te mostraba 'la posición' que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.
"La Posición" es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos, 'la posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar.
Cuando "tenés que ir" ( y hablo de realmente ir) a un baño público, te encontrás con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro está Brad Pitt (o Ricardo Arjona!!!). Así que con tu mejor cara de extasiada ( y no de amor) esperas paciente, sonriendo amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando piernas y brazos. Es la posición oficial de "me estoy meando".
Finalmente te toca tu turno, pero siempre llega la típica mamá con "la niña pequeña que no se puede aguantar más" y aprovechan para saltarse ambas la cola ¡con toda intención!. Despues en el momento culmine de tus esfinteres, verificás cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas. Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo. Entras y te das cuenta que el picaporte no funciona (nunca funciona); no importa...
Colgas tu bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspeccionas la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atrevés a dejarlo ahí, así que te lo colgás del cuello mientras mirás como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de mierdas que fuiste metiendo dentro - la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso - ...
Pero volviendo a la puerta... como no tenía picaporte, solo tienes la opción de sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas la tanga y tomás "la posición"... Alivio...... AAhhhhhh.... por fin... Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... porque estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, la bombacha cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 kgs. colgando de tu cuello. Eso sin mencionar que estas aguantando la respiración puesto que el baño apesta.
Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubrirte con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza "jamás te sientes en un baño público!", así que te quedas en "la posición" con el tembleque de piernas, entonces por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíiiiiisima del chorro te salpica en tus propias nalgas y que ¡¡¡te moja hasta las medias!!! Tenés suerte si no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar "la posición" requiere una gran concentración.
Para alejar de tu mente esa desgracia, buscás el rollo de papel higiénico peroooo, ¡mierda...! el rollo esta vacío...! (siempre) Entonces suplicás al cielo que entre los 5 kgs. de porquerías que llevas en el bolso haya un miserable kleenex, pero para buscar en tu bolso tenés que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio. Y en cuanto soltás la puerta, alguien la empuja y recibís un portazo que tenes que frenar con un movimiento rápido y brusco, sin miramientos o todo el mundo te vera semi sentada en el aire con la bombacha por la rodilla ¡¡NO!! Entonces gritas ¡¡¡O-CU-PA-DOOOO !!!', mientras continúas empujando la puerta con la mano libre, das por hecho que todas las que esperan en el exterior han oído tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo, (en eso las mujeres nos respetamos mucho) y te dispones a buscar tu keenex sin agobios, te gustaría usar más de uno pero sabés lo valiosos que son en casos similares y te quedás con uno por si acaso.
En ese preciso instante se apaga la luz del baño(claro considerando que en el baño haya luz), porque entre tanto equilibrio te apoyaste en el interruptor, das la luz de nuevo con la mano del kleenex por que la otra sigue sujetando tus calzones, vas contando los segundos que te quedan para salir de allí, sudando porque llevás el abrigo puesto ya que no hay perchero, y es que, hay que ver el calor que hace en esos sitios tan pequeños y en esa posición de fuerza en la que sigues, con los gemelos a punto de estallar.
Sin contar la bronca que llevas por el portazo, el desnuque con la correa del bolso, el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas y en las medias, que todavía están mojadas... el recuerdo de tu mamá que estaría avergonzadísima si te viera así; porque sus nalgas nunca tocaron el asiento de un baño público, porque francamente, "sabés qué clase de enfermedades podrías agarrar ahí".
Pero la debacle no termina... estás exhausta, cuando te pones de pie ya no sentís las piernas, te recolocás la ropa rápidamente y tirás de la cadena ¡sobretodo! Si no funciona preferirías no salir jamás de ese baño ¡qué vergüenza! entonces salís al lavamanos. Todo esta lleno de agua así que no podés soltar el bolso ni un segundo, lo colgás al hombro, en caso de que haya agua presionas el dichoso grifo, te lavas en una posición de jorobado de Notre Dame para que no se resbale el bolso desde tu hombro y acabe en la pileta del baño y por supuesto con las caderas alejadas de la pileta porque la presión con la que sale el agua te va a mojar los pantalones pero como el secador de aire es un aparato inútil (si es que existe) así que acabás secándote las manos en tus pantalones, por que no pensás gastar otro kleenex para eso! y salís pasando junto a la línea de mujeres que aún están esperando con las piernas cruzadas y en estos momentos sos incapaz de sonreír cortesmente.
Tendrás suerte si no salís arrastrando un trozo de papel higiénico pegado a tu zapato del largo del río Mississippi, o peor aún, con lo pantalones arremangados o lo que es peor, con la falda enganchada a media espalda, por lo que salis mostrando medias nalgas! Justo en el momento que un alma caritativa te lo dice o te pega un tirón, (por suerte las mujeres somos extrañamente solidarias en estos casos), salís.
En este momento ves a tu chico que ha entrado, usado y salido del baño de hombres y que tuvo tiempo de sobra para leer La Guerra y La Paz mientras te esperaba. "¿Por qué tardaste tanto?" te pregunta irritado. "Había mucha cola", te limitas a decir.
Y esta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad, ya que una te aguanta el bolso y el saco, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta y así es mucho más sencillo y rápido ya que vos solo tenés que concentrarte en mantener "la posición", y la dignidad.
Esto está dedicado a las mujeres de todas partes que han tenido que usar un baño público. Y finalmente explicales a ustedes, hombres, por qué nosotras tardamos tanto y porque siempre vamos acompañadas!.

33 comentarios:

Patricia dijo...

Que bolonqui que armaste para a hacer pis,la verdad mi mamá no me deja ir a los baños públicos y cuando me dan ganas su voz retumba en lo que queda de mi cerebro y no hay caso, todavía es ella la que manda sobre mí, entonces como cuando era chiquitita cierro los ojos y despacito y muy suelta hago en el árbol de cualquier mitad de cuadra mientras mi novia o la que esté de turno me toma de la mano izquierda y mira de reojo que no venga la cana, aunque sea de día, no me importa.
Es menos lio ¿vió doña?
Besitos balanceados.

mia dijo...

cuanta realidad encierra el mito de las mujeres...

Has leído a Christiane Oliver,Les enfants de Jocaste?

Me recuerdas mucho en la parte analítica del hombre...y la mujer...


♥♥♥besos♥♥♥

Matias dijo...

Si me permite un comentario honesto: ¡Eso explica todo!
Gracias por su aporte al entendimiento entre ambos sexos. Saludos

Border dijo...

Yo cada vez que voy a ingerir algun tipo de alimentos con un damicela, me llevo entre mis petates algun libro escrito en arameo, para hacer mas amena la espera cuando la señorita en cuestion vaya a hacer sus necesidades.
Igualmente conocia esta posicion femenina del kamasutra toiletesco femenino. Buen dia para ud.
Salutaciones grandes.

p.d.: notese el vocabulario que exprese en estas escuetas lines, lo ha logrado el exceso de cafeina en la mañana.

Isla dijo...

describistes muy bien, nuestra realidad,
soy de las que inspecciona muy bien antes de usarlo.

ELCARNICERO dijo...

SIN PALABRAS, OK¡ AGUANTE LA MANO DEL HOMBRE QUE TODO LO SOSTIENE....
ES UN ALIVIO ESE MOMENTO. AQUELLOS HOMBRES ME COMPRENDERAN. MUJERES CONTINUEN EN LA LUCHA EL CARNICERO LAS APOLLLA Y HASTA LES OFRECE UNA MANITO.

AleLo dijo...

Y buee mi Pato, que se le va hacer!! Le debo confesar que mas de una vez preferi hacerlo en el oscurito antes que entrar en una de estos bañitos!!!

AleLo dijo...

Mia! No la he leido pero la apunto para ampliar mi conocimientos!.
Besososos

Mi Mati, que bueno que le haya aclarado el panorama, vio que no es tan facil como todos los hombres piensan???

AleLo dijo...

Border!! Ta hecho todo un intelectual, creo que el libro en arameo le hizo bien, y en cuanto al cafe... no me da una convidadita?

Isla: mas que isnpeccion hay que entrar con mascara de oxigeno y un traje antinuclear!!!! jejeeje Besososos para Ud

AleLo dijo...

Carnicero querido! cuanta envidia, yo siempre dije que si alguna vez me concedieran un deseo, seria ser hombre por 24 hs sólo para mear parado todas las veces que quiera y pueda!!!
Y bueno con lo que respecta a lo demas, yo me anoto pa la manito que me pueda dar!!!!

Anónimo dijo...

tal cual la descripción, casi que no le faltó detalle.
Pero, es sólo por eso que las mujeres van juntas al baño? no hay algo de infantilismo también, y algo de te cuento en el baño?
nunca se me había ocurrido la opción que ud. propone, de ahora en más voy al baño con kleenex y una amiga o desconocida, qué más da!

Thedarksunrise dijo...

jajaja, lo que me he podido reír con esta entrada :D La verdad es que a veces se convierte en toda una odisea eso de ir a un baño público. Lo peor para mi gusto es que la puerta, que nunca se puede cerrar con seguridad, esté muy lejos. Al final te estiras tanto que sales con un brazo más largo que otro. Besisssss

MoHiKaNa dijo...

Jajajajajajaajajaja, que gracioso es, pero es que encima es verdad. A medida que iba leyendo me iban viniendo recuerdos de situaciones que me pasó a mi en un baño público. Jajajajajajajajaja.

Biquiños.

doc.jkl dijo...

... muy bueno... jejeje
Que pedazo descripción de la realidad... es exactamente como me lo imaginaba... puesto que cuando me da un retortijo (descomposición de estomago...acá en España) con inminente salida de materia "M"… hasta el mismísimo Doncon se esconde, por si acaso las salpicaduras le alcanzan.
la descripción de tu relato me sirve, para describir los apuros en que alguna vez me vi… pero sin el bolso...
joder que apuros se pasa… confesémoslo ¿Quién no ha necesitado evacuar en un baño publico alguna vez?
muy buuueno tu relato jejeje

doc.jkl

mia dijo...

pretendemos que la solidaridad

sea femenina...y algo más!

Es algo que como tú dices

viene de antaño con nuestra

condición de ser mujer...

Cuantas cosas bellas tenemos

de verdad!


♥♥♥besos♥♥♥

Conjuro dijo...

Ahora empiezo a entender y pido disculpas por tantos reproches debido a las demoras.

emd dijo...

uf! qué kilombo!!

emd dijo...

Y ahora comprendo, por qué cada vez que estoy en un bar con alguna chica, para cuando regresa del baño, en ese lapso yo ya me tomé 5 whiskys, estoy re borracho y a punto de palmar contra la mesa...

Al fin lo puedo entender!

AleLo dijo...

Monona, siempre hay una mano caritativa en el baño de mujeres!! y no se con lo que respecta a Ud. pero con lo que apestan esos baños yo no estoy ni 5 segundos mas de lo nesario!!! Me voy a charlar a otro lado!!

AleLo dijo...

Sunrise tambien exite la posibilidad de que la puerta ni siquiera se cierre (cosa en los baños argentinos muuuyyy comun)o bien que tenga un agujero por el que entraria un elefante justo a la altura de la cerradura!!

AleLo dijo...

Mohicana! Bienvenida y si te puedo asegurar que mucho es de vivencia propia!!! Besosossss

AleLo dijo...

Mi Doc!! jejejej que situacion desagradable!!!!!!!!!!!!! pero no, antes prefiero una obstruccion intestinal que evacuar en baño publico!!!! He dicho!!!

AleLo dijo...

Dulce Mia!!! creo que la capacidad de empatia puede salvarnos entre nosotras... solo una mujer sabe lo que una mujer pasa ... en un bañooo puuublicooo!!!!

AleLo dijo...

Mi Conjuris... esta bien TE PERDONO... pero que no vuelva a pasaaaarrrrr!!!!!!

AleLo dijo...

EMD por favor no se me va emborrachar cuando salgamos que lo dejo tirado sobre la mesa ehhh!!!!

emd dijo...

No. Al tercer whisky paro, Alelo, por las dudas...

Otilia dijo...

Anoche me acorde de ti mientras apoyaba mi mano contra la puerta del wc y el bolso colgaba de mi cuello intentado llevar a mi cabeza al charco que inundaba mis pies, cosa que por suerte no consiguió
Me encanto tu descripción de la triste realidad de lo que sucede cuando una se mea y no puede más

AleLo dijo...

Emd bueno ta bien ... pero que tal si en vez de wisky se me toma un vinito... digo asi le dura mas y le sale mas barato!??

AleLo dijo...

Otilia!! jajajaj nos pasa a todas!!!! valor amiga valor!!!

soy histerica y que ? dijo...

jajaj

"me mee" de la risa


es tal caul

sabes una cosa Alelo, lo que nos decia nuestra madre, es verdad, una amiga mia se agarro no se que carajo x sentarse ne un bañu publico, como una irritacion en toda su aprte baja,jajajajaj

AleLo dijo...

Mi Histerica: porsupuesto MAMA siempre tiene razon ... muy a nuestro pesar jajajaja
Pobre amiga tuya, espero que al menos haya tenido a alguien que le haga las curaciones!!!!
Besososossss

Anónimo dijo...

Le sumo dos cosas, hace puntas de pie si el baño esta muy inundado, ya qe al bajarte el pantalon tocaria el piso.
Y la otra es depende si la puerta cierra para adentro o para afuera, porque una cosa es cerrarla empujando y la otra tener qe hacer fuerza cn un dedo metido en ese agujero qe deja el picaporte qe no existe hacia adentro.

Anónimo dijo...

Qué estupidez!