jueves, 13 de marzo de 2008

¡YO ME QUIERO CASAR ! Y... ¿VOS TAMBIÉN... NO ES CIERTO? SI... ¡MÁS TE VALE!



Desgraciadamente la estadística nos dice que alrededor de la mitad de los matrimonios fracasan y acaban en ruptura. Un porcentaje muy elevado. Es normal que se produzcan situaciones de inquietud, miedo, e incluso pánico ante la perspectiva de una boda. No son infrecuentes los arrepentimientos y cancelaciones de última hora, llegando al extremo de huir el mismo día de la boda, en alguna ocasión incluso durante la celebración de la misma.
En la actualidad existe una gran confusión: por una parte tienen miedo de casarse y por otra parte también tienen miedo a no casarse (con las implicaciones de tener hijos y formar una familia, etc.). También se ha asociado de manera excesiva el hecho de casarse con el hecho de lograr felicidad. Como si se pensara: "El día que yo me case, ese día voy a ser feliz." Aunque estas ilusiones son válidas, necesitamos tener claro que la felicidad en el matrimonio sólo se encontrará en la medida que encontremos el amor. Porque la felicidad no se logra por el simple estado matrimonial.
Aunque tengo una teoría sobre lo que puede representar el miedo de los hombres al compromiso formal de casarse, temen la libertad de las mujeres… ¿cómo? Se los explico:
La creencia preliminar era que los hombres no querían contraer matrimonio o vincularse con una pareja de modo estable por miedo a perder su libertad, a asumir mayores responsabilidades, etc. Es el caso de mucho hombres que por miedo al matrimonio abandonan al gran amor de su vida quedándose solterones.
Aunque parezca increíble, de los casos que he tenido que atender en mi corta carrera un 52% de los consultados han coincidido en que no valoran lo suficiente su libertad como para renunciar al “amor de su vida”, si este apareciese. Tampoco temen a los gastos porque la mujer actual, cada vez es más independiente económicamente, por lo que no supone un mayor gasto. ¿Entonces cuál es la razón?
La razón es el miedo a no poder estar sexualmente a la altura de sus mujeres y que ello pueda ocasionar la infidelidad femenina. El hombre actual de entre 35 y 50 años acepta, aunque con reticencias, la libertad sexual de la que actualmente disfrutan las mujeres, pero tienen miedo a que les sean infieles una vez que están con ellos. Saben que si descubriesen una infidelidad tendrían que romper la relación, lo que causaría muchos problemas, tanto a la pareja como a sus hijos.
El temor es tan grande que he recopilado respuestas que reproduzco, aunque puedan herir susceptibilidades, pero que reflejan el modo de pensar de algunos hombres. Destaco las siguientes:

“Ya me engañó una vez, la perdoné y me dijo que no volvería nunca... a los pocos años ha vuelto a hacerlo, se excusa en que estamos pasando una crisis”.

“A partir del tercer año, cuando la relación empieza a hacer aguas, las mujeres no se sienten comprometidas a guardarte fidelidad, dicen que sólo hay fidelidad mientras hay amor”.

“Uno ya no es un pendejo de veinte y al primer refalón te mandan a comprar viagra, pero al segundo se buscan un ayudante… No se conforman con una relación sexual insatisfactoria”.

“La demanda sexual de la mujer moderna es tan exigente que un solo hombre no basta”.

“Mi mujer no para de comprar consoladores y me dice que es mi culpa…”. “Tengo pánico a las enfermedades venéreas, y no lo digo por mí…”.

"¿Cómo me puedo fiar de una mujer que ya ha estado casada y me reconoce que puso los cuernos a su marido? ¿Qué garantías tengo de que no me va a hacer lo mismo en cuanto empiece a aburrirse?".

“Nuestras madres aguantaban cuando nuestros padres ya no podían, ahora la que puede se divorcia.”.

Estos temores no deben interpretarse como un reflejo machista, todo lo contrario. El hombre actual ha asumido la libertad de su compañera (una gran mayoría de ellos al menos), pero los temores que en otra época eran propios de las mujeres, hoy lo son de los hombres, y reaccionan del único modo que saben, dando un paso atrás. Tiene miedo a que su pareja les abandone y se lleve a los hijos, tienen miedo a no poder estar al nivel sexual que demanda su pareja. Tienen miedo a la gran libertad de la que disfrutan las mujeres, lo que podría facilitar la infidelidad. Ante estas situaciones se preguntan ¿qué gano y que pierdo casándome? A partir de los 35 años el hombre ya se ha acostumbrado a vivir solo, a arreglar su casa, y le cuesta cambiar su forma de vida. El hombre actual no precisa tanto a una esposa “ama de casa” como lo necesitaba su padre como una mujer ya no necesita de un hombre que la mantenga. Y la mujer actual sabe de cocina lo mismo que él: nada. (O por lo menos yo no sé nada)
Desde tiempos históricos el hombre ha impuesto un machismo exagerado, limitando la libertad sexual de las mujeres para garantizarse la paternidad. A los años dos mil las aguas vuelven a su carril, y cuando la mujer ha recuperado su libertad sexual, el hombre vuelve a tener los mismos temores. Lo malo es cuando el temor es a perder el hijo y de paso la vivienda que legalmente podría pasar a la esposa o compañera, la imposición de una pensión, y lo peor, que el hijo se críe con otro.

Ante esta situación los testimonios concluyen con un sí a las relaciones, pero hasta con un límite de compromiso. Superado este prefieren romper la relación y buscar una nueva. Concluye un paciente divorciado un par de veces con un refrán que lo resume todo: “soltero y cuarentón, que suerte tienes ladrón”.
¡Uds. tienen la última palabra!

21 comentarios:

Biskuit dijo...

.. perdon por las babas por mi sobrina, es una de las 5 razones de mi vivir. Mi princesa sofiaaaaaaaaaaaaaaaa



saludos...
pronto posteo
estoy colgadisima

Ego dijo...

Se lo estaba diciendo a N. esta noche ante una sopa de puerros y una pizza Don nosequé:
- Algo tan bonito como el amor, llámalo X, no es justo que lo destroce la rutina. El noviazgo es un acto suicida. Hasta el mero hecho de darse un beso se convierte en cotidiano.
- Tienes razón, yo no dejaré que ocurra en mi matrimonio.
- Querida N., como dijeron una vez en 'Anatomía de Grey', no confundas el amor con el matrimonio...

Besos sin sueño

Border dijo...

Luego de mi experiencia en las lides casamenteras reitero lo que alguna vez me han preguntado:
Ni borracho doy el si de vuelta, gracias no me quiero suicidar otra vez.

Besos buen finde

mia dijo...

enhorabuena por la nena

y por el post...

excelente,los hombres tienen

muchos miedos,entre tantos

que la mujer no sustituya

a la madre(miedo jamás confesado)

♥♥besos♥♥♥

SPa.Zio dijo...

eN ESTOS MOMENTOS DE MI VIDA, NO CREO EN LEYES NI EN IMPOSICIONES, CREO EN ALGO ANARQUICO EN DONDE VALGA EL AMOR Y LAS SERIAS RELACIONES.

nO ES NECESARIO UN CONTRATO PARA OBLIGATORIAMENTE HACERTE AMAR A FUERZA DE LEY.

BUEN POST.

doc.jkl dijo...

Pos si... ciertamente los hombres llevamos muy mal que la mujer nos sean infiel... lo mismo que las mujeres... la infidelidad masculina.
Está en la condición humana... muy arraigado el sentido de la propiedad... de pertenencia a...

A mi personalmente me gusta la desinhibición femenina en el sexo, y pienso que hasta donde yo de, de si he llegado... y no siento vergüenza por ello... es obvio que todos tenemos nuestra necesidades y nuestras limitaciones y si hay amor en la relación todo es superable.
Aleo … me ha gustado tu escribir… ¡ole!
Umbesikopati

doc.jkl

AleLo dijo...

No hay problema biscochito, entendidas las babas y disculpada la tia!!
Besosssssss

AleLo dijo...

Ego: pasa en muchos matrimonios que la rutina mata a cualquier sentimiento. En toda relación que podamos tner cualquiera sea su nombre no hay que dormirse en los laureles!!!

AleLo dijo...

Mi border querido!!! Bueno pero no le cierre la puerta al amor mi border !!!! y es mejor amichaditos no???

AleLo dijo...

Dulce Mia: creo que los hombre son extremistas o terminan con alguien igual a la mamá o con alguien totalmente diferente!!! (y despues intentan que se parezca a la mama!) Quien los entiende!!!

AleLo dijo...

Spazio: totalmente de acuerdo contigo. Así como el amor filial no te corre por las venas el amor marital no corre por la tinta del registro civil!

AleLo dijo...

Mi Doc: el tema de la infidelidad es muyyyyyy grave en todas las parejas casadas o no, tiene que ver también hasta donde cosificamos al otro, hasta donde consideramos que el otro es nuestro perro con un chip a nuestro nombre, en ese ambiente de persecusion es donde generalmente aparece la infidelidad. Existen porsupuesto muchas otra.
Y con respecto a la mujer, creo que es hora que rompamos con las Culpas Judías y podamos disfrutar de nuestra sexualidad sin importar lo que otros puedan llegar a pensar y sin que esto cause algun malestar en la pareja. Hablen, hablen, hable!!! la clave de los males del mundo!!

emd dijo...

Me parece Alelo, que en algún punto se trata, cuando se está en pareja, de disfrutar la sexualidad CON el otro. En algunos hombres, además sucede, creo, que frente a esa liberación sexual femenina no se encuentran aptos para enfrentarse a lo que quizás consideran la "prepotencia" de la mujer cuando ahora ella toma la iniciativa, pero creo que tiene que ver con que todavía culturalmente se sostienen ciertos tabúes respecto a la sexualidad.

En otro orden, en un momento decís que no es un reflejo machista, en referencia a unas frases expresadas por hombres, sin embargo la siguiente frase que cito de tu texto me parece de un profundo y cabal y, por supuesto, cuestionable machismo: “La demanda sexual de la mujer moderna es tan exigente que un solo hombre no basta”.
En parte, (aunque sé que lo que voy a decir no deja de ser un reduccionismo), pero en parte, tanto en hombres como en mujeres se debería aprender primero a convivir con el disfrute de la sexualidad.

Muy buen post!

Border dijo...

Chicas chicas lamento dicernir con uds en la eleccion de la pareja.
Ni por las excelentisimas ganas busco a alguien parecida a mi madre.
Principalmente por que se que cada persona es una misma, un universo dentro de los tantos que rondan la tierra. Se acepta la persona como es o se la deja pasar. Sino seria un complejo de Otelo toda la vida.
Ademas si buscas una mujer similar a una madre mande a la misma y a su futura esposa a hacerse un lifting, salen todas con la misma cara, parecen las lapiceras Parker, mismo diseño diferente color.
Besote grande a todas.

Thedarksunrise dijo...

Querida Alelo, tu teoría me ha resultado muy interesante. Gracias por escribirla aquí y compartirla con todos. Yo siempre he pensado que existe un gran factor social y tradicional que empuja a muchas personas a casarse por el hecho de que hay que hacerlo. Y hoy en día, como tú dices, existe más libertad, menos preocupación por el que dirán y, por qué no decirlo, menos aguante y capacidad de perdonar. Todo eso conforma el cocktel del divorcio, claro que cada pareja será un mundo. Es que... el tema es complejo, eh?? Besissss

ALEJANDRO DIAZ dijo...

mira sino creyera en el amor no estaria en este momento en donde estoy.pueden decir todo lo que quieran inclusive hasta criticar pero si, el veradero amor existe ,yo lo puedo probar. no crees. GRACIAS POR SER EL GRAN AMOR DE MI VIDA; SIN LIMITES Y SIN RESTRINCCIONES PERO SIEMPRE MIRANDO EN DONDE PISAR. TE AMO ALELO

soy histerica y que ? dijo...

jaja, estamos igual con el fucking dedo!

yo no me quiero casar nuncaaaaaaaaaaa


quiero ser una palomita libre toda mi vida

AleLo dijo...

EMD: bombón si es verdad que el machismo en la frase es cuestionable, en realidad no es machismo lo que quise reflejar sino la preocupación real de algunos hombres con los que me he cruzado de alguna forma. Y la visión ahora de la mujer es de una especie de come-hombres insaciable (el sueño de muchos, pero al final resulta ser una pesadilla)
Si estoy de acuerdo que el sexo comienza dentro de uno mismo y de la forma en la que aprendemos a vivir con él. Sólo así llegamos a una relación sexual complaciente.
Gracias y besoooosososos

AleLo dijo...

Sunrise, corazón, los matrimonios y los universos se parecen, todos con diferentes secretos y deferentes explosiones... pero al final creo que debemos llegar a un acuerdo!!

Ale: gracias por tu apoyo, hoy y siempre!

Mi histérica!!! seguí soltera mientras puedasss!!!!!!!!!!!!!

Abel dijo...

El matrimonio es un invento de la sociedad, pésimo invento ya que el ser humano no nació para ser propiedad, esclavo o sumiso, de ningún amor, que no sea el propio. (Abel Desestress

AleLo dijo...

Papucho!! yo concuerdo contigo, deberia haber una ley que prohiba a las personas autodestruirse!!!
besososssss